INEGI confirma contracción de la economía Mexicana 

Ciudad de México, 24 de Agosto (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-La economía mexicana se contrajo 0.2 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al trimestre anterior, de acuerdo con cifras revisadas publicadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
La cifra marca un descenso mayor a la estimación previa realizada por el Inegi el 31 de julio, que fue de 0.1 por ciento.
El dato del segundo trimestre de 2018 fue peor a las expectativas de analistas consultados por Bloomberg, que preveían una contracción de 0.1 por ciento.
La economía mexicana tuvo un descenso en el segundo trimestre, luego de que en el primero creció 1.1 por ciento.
En el reporte, el Inegi detalló que las actividades primarias, que son aquellas dedicadas al sector agropecuario, disminuyeron 2.1 por ciento en el periodo abril-julio, comparado con el trimestre anterior.
Mientras tanto, las actividades secundarias, que incluyen minería, la transmisión y distribución de luz, suministros de agua y gas, construcción y manufactura, tuvieron una baja de 0.3 por ciento.
Las terciarias, que incluyen comercio y servicios, tuvieron un crecimiento de 0.2 por ciento.
En su comparación anual, el PIB nacional tuvo un incremento de 1.6 por ciento, cifra mayor a la registrada en el mismo periodo del año pasado.

Mientras tanto, las actividades primarias, secundarias y terciarias tuvieron resultados positivos, con avances de 2, 0.1, y 2.4 por ciento, respectivamente.

About the author

Related

Ciudad de México 17 Febrero (ESFERA EMPRESARIAL/CÍRCULO DIGITAL).-El dinero en efectivo prevalece como el predilecto en la mayoría de los países. Los mexicanos, al igual que los europeos, estadounidenses y japoneses, prefieren hacer sus pagos con billetes y monedas. El Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene como directora gerente a la francesa Christine Lagarde, reconoce que en todo el mundo sigue reinando el efectivo. Señala que muy pocos países se están convirtiendo en sociedades sin efectivo, mientras que en el resto del mundo la mayoría de los pagos se hacen con dinero contante y sonante.