Los prehispánicos destilaban mezcal, confirma estudio realizado en la zona arqueológica Xochitécatl-Cacaxtla

Ciudad de México, 03 de Septiembre (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Una serie de hornos descubiertos en la zona arqueológica Xochitécatl-Cacaxtla, Tlaxcala, eran usados en la producción de mezcal entre los años 600 y 400 antes de Cristo (a.C.), muchos siglos antes de lo que se pensaba, confirmó un estudio de especialistas de la UNAM.

Hasta hace poco se consideraba que el proceso de destilación fue traído en el siglo XVI al nuevo mundo por los españoles, quienes a su vez lo aprendieron de los árabes, y que la principal bebida alcohólica en las sociedades mesoamericanas era el pulque, un tipo de fermento del maguey.

Sin embargo, Avto Goguitchaichvill y Juan Morales, del Servicio Arqueomagnético Nacional (SAN) de la UNAM, en Morelia, así como Mari Carmen Serra Puche y Carlos Lazcano Arce, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de esta casa de estudios, realizaron análisis que confirman que dichos hornos fueron usados entre los años 557 y 487 a.C para procesar el maguey y producir mezcal. Sus resultados fueron publicados en la revista Journal of Archaeological Science Reports.

Esto nos muestra que hace 25 siglos esas sociedades no eran nómadas ni cazadoras-recolectoras, sino altamente sofisticadas, con conocimientos a la par de los árabes y los europeos, remarcó Goguitchaichvilia, también investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, en Morelia.

About the author

Related

Ciudad de México 17 Febrero (ESFERA EMPRESARIAL/CÍRCULO DIGITAL).-El dinero en efectivo prevalece como el predilecto en la mayoría de los países. Los mexicanos, al igual que los europeos, estadounidenses y japoneses, prefieren hacer sus pagos con billetes y monedas. El Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene como directora gerente a la francesa Christine Lagarde, reconoce que en todo el mundo sigue reinando el efectivo. Señala que muy pocos países se están convirtiendo en sociedades sin efectivo, mientras que en el resto del mundo la mayoría de los pagos se hacen con dinero contante y sonante.