Nuevo liderazgo petrolero, pivote de la Cuarta Transformación

Índice Político

FRANCISCO RODRÍGUEZ

El sacrificio y la exclusión de Jorge Díaz Serrano de Pemex y el asesinato de Luis Donaldo Colosio‎, en el espacio de los primeros diez años del neoliberalismo salvaje, fueron los dos detonadores principales del proceso de privatización creciente de la industria petrolera y del sector energético. El inicio de la traición maquinada.

Al sistema neoliberal le urgía deshacerse de esos dos obstáculos del proceso. Las ideologías nacionalistas de ambos no comulgaban con los afanes entreguistas de la pandilla pripanista que desde entonces se posesionó del poder. Del poder de robar, de amenazar, de secuestrar, del poder de matar.

Gentuza en la cúpula que jamás compitió por la voluntad popular, que sólo recibieron las posiciones como regalo patrimonialista, que sólo ejercieron una rapiña despiadada sobre los dineros y los haberes colectivos propiedad de la Nación. Gentuza que hizo la primaria en México, pero que fue amaestrada para pensar en inglés. Fueron quienes dirigieron el proceso obsceno.

No sólo acapararon todas las posiciones estratégicas del aparato y las atiborraron de improvisados y favoritos, sino que sentaron en los mandos sindicales a pares de la misma ralea. En el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, a Carlos Romero Deschamps, chofer de Joaquín Hernández Galicia, a quien traicionó en cuanto se lo ordenaron.

En la Confederación de Trabajadores de México, a Joaquín Gamboa Pascoe, yernito de Jesús Yurén, uno de Los Cinco Lobitos quien junto a Fidel Velázquez construyeron esa central obrera. La desprestigió hasta que se murió, no habiendo pasado jamás por un proceso electivo legítimo. Y así por el estilo, en todas las industrias estatales clave.

El período neoliberal, una de las noches más largas y aciagas de la historia moderna, tuvo repercusiones entre las filas de trabajadores inconformes con la pérdida de poder adquisitivo, de prestaciones y conquistas sociales de sus agremiados. Fueron el fermento de un nuevo liderazgo. La esperanza por las reivindicaciones obreras no dejó de latir.

Colosio no quería la privatización de los energéticos… y lo mataron

Días antes de su ejecución, el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, dispuesto a barrer con viejas lacras, había expresado la necesidad de renovar los “liderazgos” sindicales petroleros…

… planteando un proceso electoral interno que diera oportunidad de competir a valores regionales de la organización, opuestos a la privatización del sector energético, que se fraguaba en las sombras, en el backstage del sistema.‎

Una elección donde cada uno de los contendientes expresara ante la masa obrera los planteamientos ideológicos de su programa sindical para sacar a la industria petrolera del atolladero donde se encontraba desde que habían confinado en prisión a Jorge Díaz Serrano, acusado de desleal al salinismo-delamadridismo.

No había tal. Lo que sucedía es que don Jorge tenía intenciones de disputar la candidatura presidencial a quien se decía hijo de Agualeguas y había acabado en chirona, a propósito de cualquier ñoñería jurídica que se les ocurrió a los tecnócratas. Así era el sistema. Nadie sabía cómo iba a pagar lo que le ordenaban mientras le prestaban el pandero.

LDC confió a Ross García la transformación petrolera desde el STPRM

Acababa de pronunciar Colosio sus inquietudes sobre el peligro de la privatización petrolera que quería acabar de rematar Carlos Salinas de Gortari, cuando la muerte le sorprendió en Tijuana, paradójicamente en el feudo de Carlos Hank González, donde no se movía la hoja de un árbol sin que éste lo hubiera determinado.

Al interior de la Cámara de Diputados, el dirigente de la sección 44 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, con sede en Villahermosa, Tabasco, Mario Rubicel Ross García, electo diputado federal por una abrumadora mayoría en el distrito III de su entidad natal, y elegido por Colosio para hacerse cargo del proceso de transformación petrolera

… desde el pilotaje sindical, fue objeto de traiciones, amenazas y represiones, descargadas con furia por órdenes de Romero Deschamps, quien cómo siempre ocultó la mano. Romero lo amenazó de muerte y lo encarceló por siete meses en el Reclusorio Federal de Villahermosa, donde el interno fue objeto de enormes muestras de simpatía por parte de agremiados y simpatizantes.

¿Romero Deschamps mandó a “levantar” y desaparecer al hijo de Mario Ross?

Exonerado de cuanta acusación se imagine, Mario Rubicel abandonó la prisión política absuelto de toda duda, y pudo reintegrarse a sus labores sindicales y de representación que los agremiados le confiaron. Pero a la vuelta del tiempo, mientras más se reforzaba el proceso neoliberal, las malas artes volvieron a aparecerse en su camino.

Es el caso de su hijo mayor, que desde hace año y medio permanece “levantado” y desaparecido sin una sola explicación de los motivos y del paradero. Todos los dedos tabasqueños apuntan hacia un solo culpable: el mendaz Romero Deschamps, uno de los grandes ladrones de nuestro patrimonio nacional. También, un matón de siete suelas.

Avasallador el apoyo a Ross García. Las 36 secciones están con él

El largo batallar sindical de Mario Rubicel Ross García ha sido recompensado por un sistema de lealtades sindicales a sus principios, que hoy por hoy abarca las treinta y seis secciones sindicales, la totalidad, que integran el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Es avasallador el apoyo a Ross García, al mismo tiempo que es unánime el rechazo a la permanencia del jefe de los huachicoleros Romero Deschamps al frente de un gremio tan combativo y proverbialmente nacionalista como el petrolero. Es el premio real a los principios de quien ha cumplido con las cinco condiciones que requiere el poder: desearlo, pelearlo, obtenerlo, ejercerlo y disfrutarlo.

Como prueba de la solidez de sus principios, Mario Rubicel acaba de expresar en una entrevista periodística que la familia petrolera añora hacer un reconocimiento a Rudesindo Cantarell Jiménez, el pescador carmelita que descubrió las reservas de la Sonda de Campeche y que murió en la inopia, a falta de la plaza prometida en la estructura de Pemex.

Así como señala de imperativo categórico recuperar los 53 mil millones de dólares del Fondo Sindical legado al STPRM para obras sociales, de capacitación y bienestar‎ por Joaquín Hernández Galicia, La Quina, otro ejemplo de liderazgo petrolero, y que ahora son “administradas” por cuentas a nombre de Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana en bancos texanos y financieras neoyorquinas.

Llegó la hora: proceso electivo legítimo a la secretaría general del STPRM

Mario Rubicel está dispuesto a ir a fondo en la reivindicación del orgullo petrolero, a partir del reconocimiento como áreas de reserva de Pemex en aguas someras de la Laguna de Términos y de las vetas de Cantarell que han sido declaradas como la reserva petrolífera más grande del planeta Tierra, por propios y extraños.

Ross García debe llegar por derecho propio y merced a un proceso electivo legítimo a la secretaría general del STPRM, borrar el pasado siniestro de la organización ‎y convertir a su sindicato en el piloto de la Cuarta Transformación de la República.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Ayer por la mañana, en su conferencia de prensa, el Primer Mandatario Federal, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que hasta ahora el plan de combate al robo de combustible ha significado un ahorro de 2 mil 500 millones de pesos y destacó que ha bajado el hurto de pipas. “Antes del plan eran 787 pipas diarias robadas, ahora con el plan se ha bajado a 177 pipas diarias… En dinero ha significado un ahorro de 2 mil 500 millones de pesos, 2 mil 500 millones de pesos. Informo esto para agradecerle a la gente por su apoyo, por su respaldo y sí han habido molestias en algunos lugares, no ha sido generalizado, pero no ha sido en vano. Si los ciudadanos nos siguen apoyando, nos siguen respaldando, vamos a acabar con la corrupción“. El Presidente reveló que existe una investigación relacionada con el robo de combustible contra el General Eduardo León Trawitz, quien fue jefe de escoltas de Enrique Peña Nieto en el Estado de México y ya con el mexiquense en la Presidencia, fue gerente de Servicios de Seguridad Física de Pemex. “Está en una lista de personas que se investigan con relación a esto, sin que haya todavía nada definitivo… Corre (la investigación) porque se está investigando a todos los que tienen que ver con estas actividades… Sí existe el General, pero no se sabía nada, ahora se sabe porque se le menciona en asuntos que tienen que ver con la seguridad de Pemex, él estaba a cargo de la seguridad de Pemex”. López Obrador reveló que durante un operativo del Ejército en la refinería de Salamanca se localizó una instalación clandestina que conectaba con un depósito que estaba afuera de las instalaciones. “Ayer, por ejemplo, en Salamanca, en la refinería se encontró una instalación clandestina de los tanques de gasolina hacia un depósito fuera de la refinería, con una manguera de 3 kilómetros, esto fue ya descubierto por el Ejército” .Defendió que como parte del plan contra el llamado huachicoleo, el combustible sea trasladado en pipas, aunque sea más costoso. “Los analistas adversarios, diciendo ‘ahora sale más caro trasladar gasolina por pipas’, pues sí, pero es muchísimo más caro que se la roben, o sea, de sentido común”. Urgió a que en las gasolineras se den litros de a litro para no defraudar a los compradores “Lo ideal es que en las gasolineras se den litros de a litro pero que no sean nada más las mantas que cuelgan en las gasolineras como publicidad sino que en realidad no defrauden al consumidor, que no se afecte al consumidor, todo eso lo vamos a estar cuidando y no sólo con medidas coercitivas, yo soy más dado, más inclinado a persuadir, a convencer, yo creo que lo vamos a lograr porque estamos viviendo una etapa nueva”.

http://www.indicepolitico.com indicepolitico@gmail.com / @IndicePolitico / @pacorodriguez

About the author

Related